martes, 7 de septiembre de 2010

APORTACIÓN DE LAS CARNES ROJAS

Las carnes rojas aportan a nuestro organismo zinc, hierro, potasio y vitaminas A, B, C y E.
 Según estudios , se ha demostrado que consumiendo 2 veces a la semana carnes rojas, podemos prevenir la anemia y la infertilidad masculina.
Las proteínas ocupan un lugar preferente por muchas razones: su porcentaje en las carnes resulta superior al de otros alimentos, especialmente los de origen vegetal. Las proteínas de las carnes se caracterizan por su extraordinaria digestibilidad .
La carne contiene todas las sustancias minerales que son necesarias para el organismo humano, entre las que se destacan el hierro y el fósforo .
Las reses (buey o vaca ) alimentadas de manera natural tienen un alto contenido en betacarotenos, que son los que le dan el color amarillo a la grasa claramente diferenciable de la grasa blanca de animales de cebadero, alimentados con piensos .
Según diversos estudios hay evidencia que sugiere que este compuesto es de utilidad para la prevención de la aparición de enfermedades del corazón, ya que también ofrece protección contra el daño oxidativo relacionado con el colesterol “malo” en sangre.
También se lo vincula con un menor riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer. Además, protege a los ojos de las cataratas y evita la resequedad ocular.
En el caso de sufrir de úlceras del estómago, también ayuda a reducirlas gracias a su acción protectora sobre las células estomacales
Las carnes rojas también tienen un alto contenido en carnitina. Los vegetales contienen cantidades muy pequeñas o incluso nada de carnitina.
Según diversos estudios  la administración de carnitina ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de una gran variedad de enfermedades. Se utiliza con frecuencia en el tratamiento de afecciones cardiovasculares y renales, sobre todo cuando se intenta mejorar el rendimiento físico. Se debe advertir que cada variación de carnitina que podemos encontrar tiene un efecto diferente en el organismo, por tanto, después de leer la siguiente lista de las afecciones que suelen ser tratadas con la administración de carnitina, deberá profundizar con un especialista en el tipo de carnitina apropiado para cada afección, ya sea L-carnitina, L-acetilcarnitina, etc:


• Enfermedades cardiovasculares

• Angina de pecho

• Infarto agudo de miocardio

• Síndrome de Fatiga Crónica

• Necrosis de miocardio

• Arritmias inducidas por el consumo de drogas

• Trastornos cardíacos

• Niveles elevados de colesterol malo (LDL)

• Niveles elevados de triglicéridos

• Bajo rendimiento físico

• Mal de Alzheimer, depresión senil, y falta de memoria relacionada con la edad

• Enfermedades renales

• Diabetes

• Trastornos hepáticos

• Cirrosis hepática

• Bajo conteo y movilidad reducida de los espermatozoides (infertilidad masculina)
• También es utilizada como un "quemador de grasa".